Buscar este blog

Cargando...

martes, 13 de abril de 2010

TECNICAS DE CROQUIZADO


Croquis

Un croquis es un dibujo que esboza una imagen, idea o problema, confeccionado a mano alzada o tomado de un modelo, previo a la ejecución del dibujo definitivo o de alguna obra de arte. Puede ser considerado un bosquejo inicial o un ejercicio de observación y técnica previo a la realización de una obra.

Son creados normalmente a "mano alzada", de una idea, o tomados de la una imagen, un objeto, un mapa, etc. Este tipo de croquis generalmente no es exacto y a veces sólo es legible para el autor.

Los croquis de un modelo son dibujos hechos a partir de un objeto, como un molde de plástico, arcilla, u otro material sólido. Algunos son de modelos de animales, paisajes, montañas, mares, ríos, o regiones geográficas.


El Croquis

El croquis es un medio rápido y eficaz de representación gráfica. Al propio tiempo debe ser claro, limpio, completo y preciso, pero sobre todo su principal características es que está realizado a mano alzada, es decir, sin los útiles de dibujo.

En toda concepción inventiva de carácter industrial, en todo diseño preliminar., en cualquier explicación o instrucción dada a los subordinados, colaboradores, etc., el croquis a mano alzada es el medio de comunicación y expresión más adecuado.

El croquis no está sujeto imprescindiblemente a reglas o formas determinadas; generalmente es sólo un documento según el cual se desarrollan posteriormente dibujos o planos, pero que también puede servir directamente como documento de fabricación.

Para la realización de un croquis puede recurrirse a cualquiera de los sistemas de representación utilizados en el dibujo técnico, y aunque su ejecución no va unida imprescindiblemente a formas o reglas preestablecidas, su dibujo se simplifica notablemente con la aplicación de los convencionalismos normalizados para los dibujos técnicos.

Los croquis no se realizan a escala; pero se deben trazar con cierta relación de proporción en cuanto a las formas y medidas. La relación de cada parte del dibujo se realiza a ojo. Un croquis puede ser considerado completo cuando en él se encuentran todos los datos necesarios como: dimensiones, clase de material, formas de los objetos, superficies, tolerancias, etc. Su finalidad principal se puede resumir diciendo, que a partir de un croquis, se puede confeccionar un plano a escala o fabricar una pieza u objeto.

Proceso para la realización de un croquis.

Las fases que requiere la croquización de un solar, de un edificio, de una dependencia del mismo, una pieza u objeto industrial. Básicamente son las siguientes :

· Análisis del elemento a croquizar éste real o imaginario,:

· Elección de las vistas, secciones o perspectivas a realizar.

· Replanteo del dibujo sobre el papel.

· Acotación y posterior toma de medidas.

· Anotación de las especificaciones

· Revisión y comprobación de todo lo realizado.

En el apartado siguiente se exponen con más detalle cada una de estas fases, ya que básicamente coinciden con las que se precisan en los croquis industriales.

Como ejemplo para entender las diferentes fases que intervienen en la realización correcta de un croquis, hemos seleccionado una pieza industrial.

FASE 1. Análisis de la pieza o elemento a croquizar

Detenerse el tiempo que sea necesario, en el examen previo de la pieza, hasta comprender las formas, partes y detalles que la componen. Antes de proceder a desarrollar la descripción gráfica del objeto, es esencial realizar una imagen mental del mismo; la claridad del croquis estará en razón de nuestra capacidad de concentración, visualización “espacial” y de imaginación.


FASE 2. Elección de las vistas o perspectivas a realizar:

Esta concentración conducirá directamente al siguiente paso, esto es, a la determinación de las vistas completas y parciales necesarias. Debe ser tenido en cuenta que no es necesario representar todas las vistas o caras de un objeto, ya que algunas pueden ser superfluas. Se deben considerar, las mínimas, necesarias y suficientes para representar toda la piezas y ninguna más. No obstante, se recomienda, siempre que sea posible, utilizar en los croquis los convencionalismos y simplificaciones normalizados para los dibujos técnicos.

Este proceso más se resumiría en las siguientes acciones:

Elegir la vista más significativa vista principal o alzado, Número de vistas necesarias, Cortes, secciones, roturas, etc, Vistas auxiliares, Ejes de simetría. Estimación de las dimensiones.

FASE 3. Replanteo del dibujo sobre el papel.

A continuación se procederá a replantear el croquis en relación con el tamaño de la hoja de papel; deberá dibujarse lo suficientemente grande para que sea posible ilustrar todos los detalles claramente y se dejará espacio suficiente para la acotación y especificaciones.

Las piezas pequeñas deben croquizarse a tamaño mayor que el natural. Al comenzar un croquis, se empezará siempre situando las líneas centrales o ejes de simetría; recuérdese asimismo que debe dibujarse primero la vista que representa la forma característica; ésta será generalmente la vista que contiene circunferencias, si las hay.

Encerraremos en rectángulos, triángulos, etc., los perfiles principales, observando cuidadosamente las proporciones para lo que se seleccionará una arista como unidad de longitud, estimando en función de ella las longitudes proporcionales de las demás aristas.

Cuando los perfiles principales estén realizados a satisfacción, añádanse tos detalles guardando igualmente las proporciones. Al, dibujar un croquis sobre papel blanco debe comenzarse marcando la situación de los puntos principales, los vértices, centros, etc., de tal manera que el dibujo encaje correctamente en el papel, reservando un espacio para cada vista, sección, vista auxiliar, etc., y que cada una de ellas ocupe la posición más correcta, pero todo ello ha de hacerse sin tomar medida.

Determinar las líneas centrales, ejes principales y secundarios.

Líneas de contorno, dividir la pieza en elementos geométricos básicos (triángulos, cuadrados, rectángulos, circunferencias, etc.).

Completar cada una de las vistas.

Procurar que las dimensiones de cada parte del dibujo guarden un mínimo de proporcionalidad con las del objeto representado.


FASE 4. El proceso de acotación.

Después de dibujado el croquis y revisado, se procederá a realizar la siguiente fase, la acotación del croquis. Para ella se dibujarán las líneas de referencia y de cota de todas las dimensiones necesarias para la definición del objeto, dibujando cuidadosamente las flechas o trazos que delimitan a las últimas y verificando que no se ha omitido ninguna, pero sin realizar aún ninguna medición. Solamente entonces pueden anotarse ya las medidas de las cotas indicadas en el dibujo, usando para su determinación los aparatos de medida adecuados. En la toma de medidas deben adoptarse las siguientes precauciones:

Medir siempre que sea posible, a partir de superficies acabadas.

Para hallar la distancia comprendida entre los ejes de dos orificios del mismo tamaño, se medirá desde el borde de uno hasta el borde del otro; primero se tomará la medida entre los bordes más cercanos y a continuación entre los bordes más lejanos; la media entre ambas medidas será la que se desea hallar

Las curvas podrán medirse por coordenadas o por ordenadas interceptadas de intervalo en intervalo. Como operación previa, el contorno curvo podrá registrarse colocando una hoja de papel sobre la pieza y frotándola hasta que quede grabada. Por lo tanto el proceso de acotación deberá seguir los siguientes pasos:

Trazado de las líneas de referencia y de cota

Toma de medidas y anotación de las mismas, preferentemente según la siguiente secuencia: Cotas funcionales. Cotas no funcionales. Cotas auxiliares. Superficies de referencia. Repaso y comprobación.

FASE 5. Anotación de las especificidades

Para finalizar, se agregan todas las especificaciones relativas al trabajo que sean necesarias para la fabricación de la pieza que se está representando. Nunca deberá de omitirse la fecha en que ha sido realizado el dibujo.

Calidades superficiales, Materiales, Otras especificaciones, tales como denominación, referencia de cada pieza, fecha de ejecución, dimensiones normalizadas, etc.

FASE 6. Revisión y comprobación de todo lo realizado. Para concluir, se procederá a la revisión de todo lo realizado

Tipos de croquis

Al igual que los dibujos a escala, los croquis pueden ser realizarse también en perspectiva axonométrica o caballera, pero sin que en ningún caso deban perder su característica específica de dibujos a mano alzada. Es característica de este tipo de dibujos en perspectiva la mayor dificultad de ejecución unida a una más fácil interpretación. Funcionalmente, los croquis pueden clasificarse según los apartados siguientes: a) Los realizados después de que haya sido construida la pieza, construcción, etc. —Croquis de detalle, dibujado a partir del objeto existente, con indicación de cotas, notas complementarias, a partir de las cuales se puedan reproducir piezas duplicadas, construcciones iguales, etc., o bien se pueda realizar el dibujo de fabricación. —Croquis de conjunto o de montaje, realizado a partir de un mecanismo, aparato o máquina para indicar las posiciones relativas de los diversos componentes e indicar distancias entre ejes, anclajes, etc.

En ocasiones, para máquinas sencillas, se indicarán cotas y especificaciones completas. b) Los realizados antes de que haya sido construida la pieza, construcción, etc. —Croquis de ideas, usado en el estudio y desarrollo de la disposición y en el proporcionado de las partes de un proyecto. —Croquis de cálculo, realizado en relación con el cálculo numérico estático, cinemático o dinámico. —Croquis de ejecución, para fijar las instrucciones sobre las disposiciones o ideas especiales que deben incluirse en el proyecto.

—Croquis de proyecto, que se utiliza para desarrollar las ideas, de tal manera que pueda realizarse el dibujo a escala. —Croquis de trabajo, hecho como sustituto de los dibujos a escala. c) Los denominados croquis de contornos o diagramáticos, realizados generalmente con fines informativos de situación, tales como por ejemplo, indicar el tamaño y situación de poleas o árboles de transmisión, de tuberías, de líneas eléctricas, etc., es decir, para facilitar la información necesaria en relación con el montaje de una determinada máquina, para situar un elemento, etc., dando todas las cotas precisas, tales como distancias de los pernos de anclaje para una fundición u otras informaciones semejantes.

1 comentario: